lunes, 20 - mayo - 2024
23.5 C
Morelia
MXN - Peso mexicano
USD
16.78

Monarcas Morelia: los detalles de la “guerra” entre el Fantasma Figueroa y el Gobierno de Michoacán

La teleserie gatillada por la salida del Grupo Salinas tuvo esta semana un nuevo capítulo. En resumen: el supuesto aterrizaje del inversionista José Luis Higuera para encabezar el nuevo equipo que tendrá Morelia, la bajada de Marco Antonio Figueroa en medio de fuertes cuestionamientos al Gobierno del Estado, y una suma de malentendidos y verdades a medias que tiene a la afición en un estado de mayor incertidumbre que antes. El “Fantasma” aseguró que aclarará hoy los entresijos de la historia. Mientras tanto, los morelianos siguen sin saber si tendrán futbol en 2021.

Eduardo Pérez Arroyo

Morelia, Michoacán.— Menos de un mes habría durado la aventura de Marco Antonio Figueroa, el legendario “Fantasma” que lideró al equipo en los 90, destinada a conformar un bloque de exjugadores, empresarios y aficionados para regresar un equipo de futbol a la ciudad de Morelia.

La teleserie gatillada por la salida del Grupo Salinas tuvo esta semana un nuevo capítulo. En resumen: el supuesto aterrizaje del inversionista José Luis Higuera, la bajada —al parecer definitiva— del “Fantasma” en medio de fuertes cuestionamientos al Gobierno del Estado, y una suma de malentendidos y verdades a medias que tiene a la afición en un estado de mayor incertidumbre que antes.

Las noticias de hoy fueron decisivas, si bien aún ninguna fuente oficial ha confirmado su autenticidad.

Este martes la prensa deportiva nacional —los periódicos Mediotiempo y Récord, entre otros— aseguró que Higuera, exdirectivo de Chivas, ya adquirió una franquicia que estaba en propiedad de la familia San Román, encabezada por el exfutbolista Santiago San Román. Todas las citan “fuentes cercanas”, que la página SoyFútbol identificó como el periodista Ignacio Suárez.

Los rumores desataron la ira del “Fantasma” Figueroa, conocido en México y en Chile —su país natal— por su claridad, que para muchos es brutalidad, a la hora de decir las cosas. Fue lo que ocurrió hoy. Figueroa acusó directamente al gobierno de Silvano Aureoles de no ser transparente y no respetar el espíritu deportivo. Más aún: “fuimos manipulados y utilizados por autoridades del Gobierno de Michoacán”.

El “Fantasma” es polémico. Idolatrado en México tanto como cuestionado en Chile, su historial es conocido. En septiembre del 2018 el diario La Tercera publicó un recuento de los altercados más mediáticos de Figueroa, entre los cuales destacaban un intercambio de insultos con uno de sus jugadores dirigidos en Cobreloa y un desafío directo a los directivos de la Universidad de Chile —sus empleadores— durante su paso como entrenador del primer equipo.

El Gobierno del Estado aseguró que nada de eso es cierto y que las cosas deben hacerse con calma. La versión es razonable si se toma en cuenta que la Liga de Expansión, en la cual participaría el nuevo club de Morelia,aún no establece una fecha perentoria de cierre para cerrar el registro. Y el secretario de Gobierno, Carlos Herrera Tello, aseguró que apenas haya hechos concretos serán dados a conocer oportunamente a través de los canales oficiales.

Sin embargo, por su alta sensibilidad en la opinión pública ninguna explicación ha dejado conformes a los morelianos.

Consultado directamente, el empresario José Luis Higuera prefiere jugar al misterio. Y el Fantasma está furioso.

La guerra está desatada, y estos son los detalles.

LA FURIA DEL FANTASMA

Hasta el pasado 9 de junio, Marco Antonio Figueroa aún confiaba en el éxito de su emprendimiento para encabezar el nuevo equipo en la ciudad.

“Buenas noches a toda la afición michoacana”, decía en su cuenta de twitter @ghostfigueroa. “Sabemos que están a la espera de información, pero les quiero pedir calma. Las autoridades del gobierno de Michoacán están en la mejor decisión correcta en beneficio del futbol profesional y las charlas van bien encaminadas”.

A las 16:00 horas del día siguiente, el miércoles 10, Figueroa aún daba señales de optimismo y exhibía a los grupos económicos que también respaldaban su propuesta.

“Es muy importante dejar en claro que además del amor a la camiseta y a los colores que sentimos, el cimiento del mismo es una fuerte estructura económica, respaldado por: APEAM, CCEEM, AGROMICH, AMIC, CMIC, Grupo Herso, Grupo Ferrer, Grupo Octano, Constructora Eunice, Futura Médica”.  

Pero el panorama cambiaría radicalmente cuando cerca de las 20:00 horas surgieron novedades.

“Vuelve el fútbol”, titulaba a esa hora el portal local Ecos del Quinceo. “Morelia tendrá futbol de Liga de Desarrollo a partir del próximo torneo. La decisión estaba tomada desde hace días. El proyecto del ‘Fantasma’ Figueroa fue escuchado, pero detrás ya estaba todo arreglado con José Luis Higuera, quien desde hace al menos dos semanas vino a ofrecer la franquicia de Alebrijes de Oaxaca”.

La nota agregaba que el proyecto recibiría el comodato del estadio Morelos y el Centro de Formación, y que durante ese mismo miércoles José Luis Higuera había hecho los trámites para comprar la franquicia de Alebrijes de Oaxaca a la familia San Román y el papeleo necesario ante la Federación Mexicana de Futbol. A esa hora la información ya estaba disponible también en varios portales nacionales.

Sin embargo, Ecos del Quinceo también advertía que “el futbol profesional estará de vuelta en Morelia para el próximo torneo con un proyecto del cual no hay aún nada público, con un personaje polémico como es José Luis Higuera y con un proyecto e inversores que hasta el momento se desconocen”.

Conocido el dato, el Fantasma descargó su artillería.

“Todo sabrán mañana en Instagram live lo que tuvimos que aguantar de una persona que nada tenía que ver con gobierno, pero era el responsable del comodato del estadio”, digo Figueroa a las 20:05 horas. “Hágame Ud. el favor, por abajo había gente y esto no es deportivo, es de compadritos. #juegalimpiosientetuliga”.  

Exactamente siete minutos después insistió en su versión.

“Mañana avisaré para un Instagram live y contaré todos los pormenores de lo del proyecto para bien o para mal, porque es importante decir la verdad y ser transparentes desde la cuna”.

En las redes sociales todos lo asumieron como una crítica directa al gobierno de Michoacán. Y el propio Fantasma se encargó de confirmarlo. Si bien no hizo más comentarios, si retuiteó algunos que exponían claramente lo que pensaba de los hechos.

“Este señor SABE, por eso es que va un paso adelante de los demás proyectos. ¿Por qué? Fácil y sencillo: transparencia y honestidad, cosa que ya no se ha visto por acá, en bastante tiempo…” decía un comentario destacado en el twitter del propio Figueroa.

“Escuchen a la afición, vamos con el proyecto que queremos. Vamos al Venustiano Carranza, te apoyamos Fantasma… No más dirigentes que trabajan sin transparencia. Escuchen a la afición, sí a tu proyecto” decía otro retuiteado a las 22:00.

Después iría más allá.

“Más que un proyecto deportivo, esto se ha convertido en un burdel, donde la put@ tiene nombre: Monarcas Morelia y el Motel: Estadio Morelos. Qué poca madre, darle la espalda a un histórico como @ghostfigueroa a cambio de unos pesos. Quiero ver cuánto vale el deporte en Morelia”, decía uno enlazado cerca de las 23:00 horas.

La polémica iniciaba.

LAS EVASIVAS DE HIGUERA

Cerca de esa hora los programas deportivos nacionales hervían. Era comprensible: la salida de Monarcas de Morelia afectaba directamente a la ciudad, pero también al fútbol mexicano completo y en especial a los aficionados de cualquier lugar del país que criticaron abiertamente el traslado de franquicias sin respetar identidades ni formas.

Tras la polémica iniciada por Marco Antonio Figueroa los periodistas David Faitelson y José Ramón Fernández contactaron al supuesto nuevo controlador del equipo de Morelia, José Luis Higuera.

—¿Regresa el fútbol a Morelia vía José Luis Higuera? —preguntó directamente Faitelson.

La respuesta de Higuera dejó más dudas que certezas.

“Me tocó llevar fútbol a Tepic, me tocó revertir unas situaciones en Zacatecas. Primero que nada, yo creo que Morelia sí merece un equipo de futbol. Tengo cuatro o cinco eses invirtiendo aquí en Michoacán, conociendo temas de aguacate, y como todos saben estoy relacionado en el medio del fútbol. Eso no quiere decir ni que estoy en el proyecto ni que no estoy. Ni renuncio ni lo busco”.

Ante la falta de definiciones, la incomodidad de los conductores resultó evidente.

“Que tengan un bueno proyecto, serio”, siguió Higuera. “Que no dependan del dinero del gobierno. Yo siempre lo he dicho, eso no es correcto. El gobierno es un facilitador, no el que debe poner el dinero”.

Ante las evasivas Faitelson contratacó nuevamente:

—¿Estás detrás de la operación de un equipo para llevar futbol a Morelia?

—Mira, es un tema que no sé por qué lo sacan mucho, pero al final saben que el negocio del futbol a mí me gusta… —continuó sin definirse Higuera—. Llevé a Tepic, llevé a Morelos… Yo ahora estoy haciendo negocios en Michoacán. No te puedo decir ni que sí ni que no, son siempre oportunidades que se pueden dar.

—No, no, a ver: estamos en ESPN, dinos sí o no —añadió Faitelson.

—Es que no estoy enfocado en eso, yo estoy en otras cosas…

—José Luis Higuera tiene que ser transparente —intervino José Ramón Fernández—.  O el Morelia, o el aguacate. Punto.

—Estoy en el aguacate. Compren ahí…

—Ahora sí que te faltaron aguacates, José Luis —cerró Faitelson.

La intervención de Higuera generó una nueva oleada de rechazo entre periodistas deportivos y aficionados.

ENTREVISTA HIGUERA:

http://www.espn.com.mx/video/clip?id=7031982

El corolario se supo pronto. A una hora no determinada, a través de un comunicado el Fantasma Figueroa y la agrupación Morelia Fútbol Club aseguraban que el Gobierno del Estado habían decidido apoyar otro proyecto.

“El día de hoy nos hemos enterado por terceras personas que el Gobierno del Estado de Michoacán ha decidido apoyar el proyecto de otro grupo para traer el futbol de regreso a Morelia.

“Es muy importante dejar en claro que nos vamos con tristeza, por la forma en la cual fuimos manipulados y utilizados por autoridades del Gobierno de Michoacán, que mientras nos escuchaban en nuestras reuniones para revisar nuestro proyecto y nos daban largas, negociaban por detrás con otro grupo de empresarios”.

Dice algunos de los puntos más importantes de la carta. Agregaba que el secretario Carlos Herrera Tello los delegó con un intermediario de nombre Luis Rodríguez Herrejón, conocido líder hotelero de Morelia, que no había transparencia de parte del gobierno y que agradecían a toda la afición que desde el inicio estuvo con su proyecto.

Descripción: 2%20carta%20del%20fantasma.jpg

En resumen, otra vez uno de los temas principales para mucha gente iniciaba con evasivas, medias verdades y falta de transparencia.

La guerra estaba declarada.

LA VERSIÓN DEL GOBIERNO

Tras un largo día, el propio secretario decidió afrontar el asunto. A las 00:32 de este mismo jueves, Carlos Herrera Tello hizo pública su versión.

“Como secretario de Gobierno y encargado de la política interna he sostenido múltiples reuniones y acercamientos con empresarios y ex futbolistas interesados en regresar el fútbol profesional a Morelia. Quiero precisar lo siguiente: al momento no existe ningún contrato de comodato del Estadio José María Morelos firmado por el Gobierno del Estado.

“Aún no están confirmadas las posibilidades por parte de la Federación Mexicana de Fútbol de avalar alguna propuesta de regresar el fútbol profesional a la plaza de Morelia. El Gobierno del Estado reitera su compromiso de coadyuvar para que nuestro estado cuente con fútbol profesional. Cuando exista alguna información confirmada lo haremos del conocimiento público por los canales institucionales”.

La versión todavía no ha tenido mayores reacciones, y se espera que durante este día se produzcan más novedades.

De confirmarse la participación de Higuera, la divergencia partiría de formas distintas de ver la actividad.

Durante las semanas en que decidió hacerse cargo, el Fantasma proponía —sin mayores detalles— un modelo horizontal, con participación activa de los aficionados en las decisiones del club y una fuerte identidad popular. El esquema era atractivo y concito la adhesión masiva de miles de morelianos a través delas redes sociales, aunque cuestionado por periodistas deportivos respecto de su viabilidad financiera.

El otro modelo, utilizado tanto por Higuera como por otros tantos empresarios del deporte en México, apuesta a un esquema empresarial con menor verticalidad en las decisiones, pero que aseguraría a Monarcas, al menos en teoría, una tranquilidad económica siempre necesaria en estos casos.

Marco Antonio Figueroa aseguró que aclarará hoy los entresijos del conflicto. Su historial hace prever que efectivamente lo hará. Hasta entonces, vale la pena conocer todo lo ocurrido hasta este momento.

Y mientras tanto, los morelianos siguen sin saber si tendrán fútbol en 2021.

SIGUE LEYENDO

Más recientes

Telegram