Michoacán, poco preparado para obtener beneficios del T-MEC: Gil Corona

Metapolítica

Morelia, Michoacán.- El sector empresarial de Michoacán se ha inclinado más hacia sectores cuyos procesos integran cadenas de bajo valor agregado y poco propensos a la exportación, sustrayéndose de industrias como la automotriz y cadenas vinculadas, la aeroespacial, la de bienes intangibles de diseño vinculadas al talento y la denominada industria digital.

Debido a ello,

“las expectativas de Michoacán en este contexto de relaciones comerciales mundiales son sumamente acotadas. Crece a paso lento, el grueso del empleo es preponderantemente informal, los salarios son precarios y el 46% de la población michoacana se encuentra en condiciones de pobreza”.

Es el análisis del economista y coordinador de Estudios Estratégicos del Colegio de Economistas del Estado de Michoacán, Heliodoro Gil Corona.

“El potencial exportador comprobado de Michoacán se encuentra en las industrias alimentaria con una participación de 31.9%, la química con el 13.7% y el plástico y hule con una contribución de 2.4% del total estatal reportado en 2019”, indicó el experto.

Y avizoró que “Michoacán seguirá apostando al comercio internacional de productos agrícolas frescos y a la exportación de fuerza de trabajo, dos áreas que han sido rentables históricamente a la entidad”.

Los más preparados

Según el economista, en 2019 —antes de los efectos de la pandemia COVID-19— los estados con mayor potencial dado que tienen capacidad de exportar productos industriales fueron:

Chihuahua (56 mil millones de dólares), Coahuila (47 mil millones de dólares), Baja California (41 mil millones de dólares), Nuevo León (40 mil millones de dólares), Tamaulipas (29 mil millones de dólares), Guanajuato (24 mil millones de dólares), Jalisco (21 mil millones de dólares), México (20 mil millones de dólares), Sonora (17 mil millones de dólares), Puebla (17 mil millones de dólares), Campeche (16 mil 500 millones de dólares), San Luis Potosí (15 mil millones de dólares), Querétaro (13 mil millones de dólares) y Aguascalientes (12 mil millones de dólares).

Gil Corona también estableció siete estados que podrían tener dividendos moderados con el T-MEC, de acuerdo a su magnitud exportadora industrial probada:

Veracruz (6 mil millones de dólares), Tabasco (5 mil millones de dólares), Morelos (3 mil millones de dólares), Zacatecas (3 mil millones de dólares), Ciudad de México (3 mil millones de dólares), Durango (2 mil 500 millones de dólares) e Hidalgo (2 mil 300 millones de dólares).

Finalmente, 11 estados del país manifiestan condiciones limitadas para la exportación de mercancías industriales ya que han sostenido sus economías en las competencias de carácter interno.

“Con excepción de entidades con vocaciones turísticas en el plano internacional como Quintana Roo, Baja California Sur y Nayarit, en general crecen de manera mediocre, generan escaso empleo, pagan salarios bajos, además de experimentar niveles altos de ruralización, los estados que observa estas vulnerabilidades y reducido potencial exportador son:

Michoacán (un millón 900 mil dólares), Tlaxcala (un millón 500 mil dólares), Yucatán (un millón de dólares), Guerrero (960 mil dólares), Sinaloa (823 mil dólares), Oaxaca (650 mil dólares), Chiapas (612 mil dólares), Colima (454 mil dólares), Baja California Sur (156 mil dólares), Nayarit (88 mil dólares) y Quintana Roo (61 mil dólares)”.