jueves, 25 - abril - 2024
16.4 C
Morelia
MXN - Peso mexicano
USD
16.44

#OPINIÓN // El INE y la legitimidad indígena

Humberto Urquiza Martínez

Los trabajos iniciados por el INE para lograr una nueva conformación de los distritos electorales federales y locales en Michoacán se pueden convertir en una oportunidad histórica para que dicho órgano nacional logre una legitimidad ante los grupos originarios en el Estado, sector con el que tiene varios pendientes.

La conformación de los distritos federales y locales obedece a diversos criterios, sin embargo, en el caso de Michoacán, uno de los que debe convertirse en referencial es el comunitario, que se traduce en la existencia de comunidades indígenas en la población michoacana. Hay que recordar que cada distrito, por lo general, se compone de varios municipios (salvo el caso de Morelia y Uruapan, en los que cada uno se integra con cuatro y dos distritos locales, respectivamente), y cada uno de los municipios cuenta con un número determinado de ciudadanos inscritos en el listado nominal, por lo que los distritos buscan puntos de equilibrio poblacional para que todos cuenten con igualdad de población representada.

Con ello, es necesario que la composición de cada municipio sea vista desde la perspectiva de libre determinación de la persona indígena, del elemento territorial, así como del criterio lingüístico. Lograrlo, permitirá lograr una mayor cercanía con la realidad social existente en cada región del Estado, así como con la composición poblacional a partir del criterio indígena.

Consecuentemente, el INE tiene la oportunidad de escuchar a los diversos grupos originarios en el Estado, lo que permitirá que la realidad poblacional se imponga en la conformación de los diversos distritos electorales federales y locales, mismos que deberán de identificar plenamente la existencia de grupos originarios, con lo cual, la conformación de cada uno de esos distritos debe de ser con total respeto a los derechos humanos de los grupos originarios.

Siendo así, el foro estatal organizado por el INE con motivo de la distritación electoral en el Estado tendrá la oportunidad de reivindicar la relación y comunicación con los grupos originarios, que a su vez, permitirá que esos grupos indígenas sean escuchados por parte del INE y que la decisión de la conformación de cada distrito en el Estado, logre la mayor cercanía con la realidad social que se presenta en la entidad. Aunado a ello, se podrá destensar la relación entre el sistema de partidos y el indígena, lo que ha provocado varios hechos de conflicto social y político, por la falta de mecanismos en los que los grupos indígenas se sientan incorporados a los viejos modelos de representación política.

De lo contrario, el INE estará complicando el camino ya trazado de un nuevo modelo de representación política, el cual ha sido diseñado por las propias comunidades indígenas, cimentado por los derechos humanos e impulsado por las instituciones electorales y la propia Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que el foro local podrá ayudar en la evolución de los modelos de representación y de gobernabilidad en el Estado, y con ello garantizar los derechos colectivos de los grupos originarios. Lograrlo será un factor para llegar a mejores modelo de representación política, a partir de la mirada intercultural.

Humberto Urquiza es exconsejero del IEM y profesor de derecho, historia y sociología de las universidades Michoacana y Latina de América.




SIGUE LEYENDO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más recientes

Telegram