Michoacán, sin protocolo de la 3 de 3 contra la Violencia de Género, ni base de datos sobre violentadores: SEIMUJER

Héctor Tapia / Metapolítica

Pese a que a nivel federal ya existe la Ley 3 de 3 Contra la Violencia de Género, en rango constitucional, en Michoacán esta no se ha implementado, por ello no se tiene una plataforma única donde se pueda tener un padrón actualizado de personas violentadoras de mujeres y deudores alimentarios que permita frenar las eventuales postulaciones de dichos perfiles.

Esto lo refirió Carolina Rangel Gracida, titular de la SEIMUJER en Michoacán, quien además apuntó que actualmente se tienen solo como elementos la carta de no antecedentes penales que emiten las Fiscalías, y que solicitan los partidos políticos para permitir los registros e aspiraciones de cara a este proceso electoral.

En entrevista, la funcionaria estatal remarcó que la violencia política en razón de género no se presenta de manera exclusiva durante un proceso electoral, aunque reconoció que ésta se agrava o incrementa durante un proceso; “la violencia se puede vivir cuando ya están en funciones de algún cargo de elección popular, o en algún lugar de toma de decisiones dentro del servicio público”.

Por eso hizo el llamado permanente a que no se invisibilice este tipo de violencia, y a no ignorarla, y precisó que también es necesario separar o diferenciar el tipo de violencia en contra de las mujeres, porque -dijo- hay diferencias entre violencia política en razón de género con violencia de género o incluso con la violencia en general.

Aquí explicó que la violencia política en razón de género es generar estas limitantes para la participación libremente de las mujeres, o que haya disparidad entre la asignación de espacios hacia una mujer que se postula u hombre que se postula, “es importante dejarlo claro”.

Por ello, dijo, la invitación es también para los partidos políticos, porque “hay muchos casos que se denuncian y llegan a quedar en las instancias internas, y que no llegan a las autoridades”, y por tanto no llegan incluso a las mismas fiscalías.

Al momento, en lo que respecta a la SEIMUJER, dijo, “han llegado 6 casos de violencia política, de manera formal; pero, insisto, ha habido varias mujeres que están en espacios que han señalado vivir violencia política en razón de género”, casos que sólo se están quedando en las instancias internas.

A nivel nacional, dijo, existe la Ley 3 de 3 Contra la Violencia de Género; sin embargo, en Michoacán falta un protocolo. “Los listados de deudores alimentarios, de agresores, de violentadores, los deben generar las Fiscalías en los estados”, explicó.

La implementación para el caso de Michoacán se ha observado que “después de la Ley, sigue la protocolización, y construir esos padrones”.

En los partidos y sus registros, explicó, se piden solo las cartas de no antecedentes penales, “por eso es importante que se denuncie cuando haya algún violentador”, y serán las mismas fiscalías las que deberían dar éste seguimiento, para que con ello tanto partidos como instituciones electorales puedan tener una base de datos.

En otro tema, Rangel Gracida dijo que la SEIMUJER estaría asumiendo la presidencia del Observatorio de Participación Política de las Mujeres, esto podría concretarse a mediados de febrero, aspecto para lo cual ya se reunieron con el Instituto Electoral de Michoacán (IEM), el Tribunal Electoral del Estado de Michoacán (TEEM), la Secretaría de Gobierno; de cara al relevo en este organismo, que también integran mujeres de partidos políticos, de organizaciones civiles, la secretaria dijo que también se recibirá un informe que presentará el instituto electoral local sobre el periodo que ha estado al frente de dicho observatorio.