Segundo Debate // Se unen Carlos Herrera y Cristóbal Arias contra Alfredo Ramírez

0
207

Héctor Tapia / Metapolítica

El enemigo a vencer en el debate fue Alfredo Ramírez Bedolla; cuando menos así lo dejaron ver Carlos Herrera Tello, abanderado del PRI-PAN-PRD y Cristóbal Arias Solís, de Fuerza por México, con las reiteradas participaciones ligando al abanderado morenista con Leonel Godoy Rangel.

Hasta antes de este segundo careo entre los aspirantes la expectación se centró entre dos aspirantes, el abanderado del Equipo por Michoacán, Herrera Tello, y Ramírez Bedolla, de Morena y el PT, que de acuerdo a las distintas mediciones encabezan las encuestas por la gubernatura.

La tendencia de lanzarse contra Ramírez Bedolla de parte de los dos adversarios fue constante; mientras que Ramírez Bedolla, por su parte, se enfocó únicamente en Herrera Tello, al ligarlo con Silvano Aureoles Conejo, actual gobernador el estado.

En este segundo debate oficial entre los aspirantes a la gubernatura hubo varios intentos de otros candidatos y candidata, por ejemplificar el por qué las dos posturas opuestas en disputa no eran la alternativa, y que ellos representaban algo distinto a dicha oferta, los señalamientos y descalificaciones recayeron entre los punteros.

El debate contempló varios rubros sobre los cuales se plantearon las preguntas: Gobernabilidad, Transparencia y Rendición de Cuentas, y una pregunta adicional que tenía que ver con migración, cuidado de recursos naturales, principalmente.

Uno de los momentos que más llamó la atención es la confrontación que tuvo Herrera Tello con la moderadora Daniela Flores, quien le cuestionó sobre su relación con otros niveles de gobierno, y su presunto deslinde de Silvano Aureoles, a lo que el candidato del Equipo por Michoacán remarcó que “no he dicho que me deslindo, eso lo dice usted (a la conductora). El debate es con ellos, no con usted (…). No me deslindo, solo que cada quien tendrá que responder por su gobierno. Mi relación con el presidente es respetuoso”.

Alfredo Ramírez Bedolla refirió que Michoacán tiene “un grave problema de gobernabilidad”, donde calificó que hay “un absoluto abandono”, y acusó a Herrera Tello de haber sido incapaz de generar escenarios de gobernabilidad cuando fue secretario de gobierno con Silvano Aureoles; planteó además que quienes lleguen a la Secretaría de Seguridad Pública sean michoacanos y “que se vaya la gente de Alfredo Castillo”.

Fue aquí cuando comenzó a subir el tono, cuando Carlos Herrera sacó unas láminas señalando que Alfredo Ramírez era candidato de Leonel Godoy, ex mandatario michoacano, “es quien debería estar debatiendo aquí”.

La misma táctica fue aplicada por Cristóbal Arias quien, láminas en mano, dijo que Bedolla Ramírez es el representante de Leonel Godoy, a quien llamó “Godoy Corleone”, en alusión a la mafia italiana.

En breve respuesta, sin subirse al pleito, Ramírez Bedolla dijo que él presumía ser fundador de Morena, “100% obradorista y seré aliado de AMLO” desde el gobierno del estado.

Tocó el turno a Hipolito Mora, candidato del PES, quien dijo que “todo aquel que ha saqueado al estado, y que haya evidencia, va a ir a dar a la cárcel”, además de remarcar que lo primero que se tiene que hacer es combatir a la inseguridad y la violencia.

Juan Antonio Magaña de la Mora, candidato del Verde Ecologista, remarcó que en gobernabilidad tanto el gobierno federal como el gobierno del estado de Michoacán están reprobados. “Todos los problemas señalados son justamente resultado de sus acciones”.

Magaña de la Mora criticó a Herrera Tello por que estuvo al frente de la política interna del estado en la administración que concluye, y que no hizo lo que le correspondía.

Alfredo Ramírez Bedolla dijo que “terminaremos con el despilfarro de Silvano Aureoles y su candidato (Carlos Herrera), y esos helicópteros que usan serán mejor utilizados ayudando a la población”.

Herrera Tello le respondió que es “parte del peor pasado de Michoacán, de los que endeudaron” al estado, e insistió en que era el candidato de Leonel Godoy.

Sobre el medio ambiente, Hipólito Mora dijo que “las autoridades no se preocupan por el medio ambiente cuando otorgan permisos a compadres, amigos, gente que está en el gobierno”.

«Tenemos que evitar que se siga cambiando el curso de los ríos que abastecen a lagos. Y llegar a acuerdos con el gobierno federal para tratar el tema del sistema Cutzamala, que da agua al Distrito federal pero que cuando hay excedentes no la regresan…”, dijo por su parte el candidato del Verde Ecologista, Juan Antonio Magaña de la Mora.

Al hablar del tema financiero del estado, y la deuda pública, Alfredo Ramírez Bedolla dijo que «estamos en contra de más deuda pública. El gobernador Silvano Aureoles impulsó nueva deuda por 4 mil millones de pesos, siendo secretario de gobierno Carlos Herrera. Se aprobó esa deuda con el voto en contra de un servidor.

«Hay que ver en qué se gastó esa deuda. Por eso, junto con la Unidad de Inteligencia Financiera vamos a auditar en qué se gastaron el dinero de esa deuda el gobernador Silvano Aureoles y su candidato”, refirió.

«Michoacán es hoy el estado más auditado por la ASF. Y en 2015 los senadores el PRI que ahora son aliados, señalaron a Silvano Aureoles y su candidato de corrupción, por una red con la que inflaban la obra pública más de cuatro veces», apuntó el abanderado de Morena y el PT.

«Alfredo Ramírez fue un diputado gris. Ninguna de sus iniciativas entró en operación. El candidato de Leonel Godoy miente. Quieres parecerte al presidente de la república, pero te queda grande: no tienes su congruencia ni su simpatía. Tú eres el candidato de Godoy», respondió Carlos Herrera Tello.

Posterior a esto Hipólito Mora Chávez hizo un llamado a los demás aspirantes para que formaran un pacto de rendición de cuentas, al que Abraham Sánchez, de Redes Sociales Progresistas inmediatamente accedió, lo mismo que Mercedes Calderón, candidata de Movimiento Ciudadano.

Juan Antonio Magaña de la Mora obre la deuda pública: «definitivamente no contrataríamos nueva deuda. El estado tiene un gran problema con los 40 mil que ya debemos, y hay que elegir ente comenzar a pagar esa deuda a costa de no hacer obra pública, o dejar de pagar y llevar a cabo algunas obras. la solución es llamar a la inversión al estado, para lo cual primero hay que resolver la seguridad. Si resolvemos la seguridad, vendrán los inversionistas. Pero si no vienen, con el presupuesto asignado difícilmente saldremos de este problema. Este año ya tenemos un déficit de 7 mil millones de pesos».

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí