Temor a nuevos deslizamientos frena búsqueda de víctimas en Tlanepantla

Metapolítica

Morelia, Michoacán.- El miedo a nuevos deslizamientos de tierra frenó el sábado la búsqueda de más víctimas por el derrumbe de una ladera que arrojó toneladas de rocas en un vecindario en las afueras de la Ciudad de México, matando al menos a una persona.

Las autoridades de Tlalnepantla, en el estado de México donde ocurrió el desastre el viernes, redujeron el número de personas desaparecidas de 10 a tres el sábado luego de que siete de los desaparecidos fueran localizados, dijo Ricardo de la Cruz, subsecretario general del estado de México.

Un día después del colapso, los perros de las fuerzas armadas continuaron buscando víctimas entre los escombros, pero los funcionarios concentraron sus esfuerzos en evacuar al menos 80 casas en el área y estabilizar el terreno para permitir la entrada de maquinaria pesada al lugar.

“Todavía se pueden ver grietas” en la ladera, dijo De la Cruz. “Nuestros ingenieros marcan y realizan mediciones con láser y ha habido movimiento adicional en la pendiente”.

Los expertos estiman que la roca más grande suelta por el colapso en el cerro Chiquihuite podría pesar unas 200 toneladas y está incrustada en una de las casas, dijo De la Cruz.

Además del tamaño de las rocas y el temor a más deslizamientos de tierra, la búsqueda también se está frenando por los estrechos y empinados caminos del vecindario que son en gran parte inaccesibles para la maquinaria pesada.

El deslizamiento de tierra del viernes en Tlalnepantla siguió a días de fuertes lluvias en el centro de México y un terremoto de magnitud 7.0 el martes en Acapulco que sacudió edificios a 200 millas de distancia en la capital. 

El gobernador del estado de México, Alfredo del Mazo, dijo el viernes por la noche que ambos factores probablemente contribuyeron a la caída.

Con información de AP