martes, 7 - diciembre - 2021

#OPINIÓN // Los desaciertos del INE

Por Engels Contreras Piña

El Consejo General del INE logró lo que muchas y muchos ambicionan, unir a todas las fuerzas políticas del Senado de la República para un mismo fin, pero lo logró en sentido negativo, pues se unieron para corregirle la plana luego de que este órgano constitucional autónomo invadiera facultades del Congreso de la Unión.

Ya en una entrega anterior había señalado que el INE al haber emitido los lineamientos y criterios sobre el proceso revocación de mandato del año próximo antes de que el Congreso de la Unión aprobase la ley reglamentaria de la fracción IX del artículo 35 constitucional podría estar usurpando facultades constitucionales, y podría estar entorpeciendo el proceso de revocación de mandato. 

Y es que la junta de coordinación política del Senado de la República emitió el pasado 12 de octubre un acuerdo en el que por unanimidad de todas las fuerzas políticas ahí representadas exhortan al consejo general del INE a que observe estrictamente lo establecido en los artículos 11 y 12 de la Ley Federal de Revocación de Mandato. Estos, entre otras cosas, refieren que el INE deberá emitir los formatos impresos y medios electrónicos para la recolección de firmas de apoyo para activar el proceso de revocación.  

En los anexos técnicos de los lineamientos aprobados por el INE, este crea un régimen de excepción para la recolección de firmas de apoyo de la ciudadanía para activar el revocatorio, y da prioridad a los dispositivos electrónicos o aplicaciones móviles para hacerlo, seccionando la recolección en áreas geográficas, sin que la propia ley en la materia faculte esto o haga una distinción sobre que dispositivos o instrumentos tienen que utilizarse de manera preferencial para recabar las firmas ciudadanas en las diferentes regiones del país.

La ley en comento prevé la utilización de formatos impresos y medios electrónicos para recabar las firmas, y lo que estableció el INE fue dar preponderancia a los medios electrónicos o aplicaciones móviles contrario a la norma que debe observar irreductiblemente para llevar a cabo este proceso. Mas grave aún resulta que siendo este órgano una institución que promueve la participación democrática limite de manera irracional y clasista el acceso a la participación política efectiva. Pues el pueblo tiene el derecho de elegir el formato dentro de los que establece la ley que más le convenga o que se ajuste a sus necesidades para expresar el apoyo o rechazo a la activación de la revocación de mandato. 

No pasa desapercibido el alcance legal de este acuerdo, pero quien tuvo la oportunidad de observar el debate legislativo, ahí se expresó claramente la finalidad del referido acuerdo y el por qué se buscó esta vía y no otra, en palabras del presidente de la Junta de Coordinación Política: “Es decirle al INE que no puede sobrepasar los límites impuestos por la legisladora, es llamar la atención del INE para que no intente sustituir al poder legislativo, sino que debe aplicar estrictamente la norma que se creó, y se actuó de esa manera para acordar un punto de acuerdo y no votar por mayoría la interpretación autentica del poder legislativo”.

A nadie conviene que este proceso antes de iniciar se encuentre en un área de confrontación, ni que se soslayen las reglas y normas que regulan el proceso revocatorio. Lo que si es claro es que ni la constitución, ni la ley, limitan −como lo hace el INE en el método que estableció para la recolección de firmas de apoyo−, la participación política del pueblo en este ejercicio político, pretender lo contrario es abiertamente inconstitucional y antidemocrático. 

Engels Contreras Piña.
Maestro en Derecho Procesal Constitucional. Candidato a maestro en Derecho Electoral. facebook.com/engels.contreraspina

SIGUE LEYENDO

1 COMENTARIO

  1. Más bien yo pensaría que son los desaciertos de la Junta de Coordinación Política del Senado de la República, que se pone a fijar posición política (quizá pertinente desde el discurso político) sin considerar ningún elemento técnico. Como si cualquier cosa fuese posible construyéndolo desde el Verbo, como en las más clásicas tradiciones religiosas. Además, la expresión también tiene que validar la muy baja percepción de confianza que tiene la población en el Poder Legislativo, mientras que el INE tiene calificaciones siempre muy superiores. Pero más allá de eso, los Senadores exhortantes no ponderan los graves riesgos que acarrea el uso de formatos impresos, que han señalado la experiencia de recaudación de firmas pasadas, inclusive en los procesos constitutivos de nuevos partidos políticos, donde se ha encontrado prácticas muy despreciables, como el hecho de que funcionarios públicos venden formatos con firmas y datos y fotocopias de credencial para votar para que los lideres políticos cumplan sus cuotas de firmas, ese mercado negro se combate con tecnología. También extraña la postura favorecedora de los impresos cuando también se levantan voces por implementar tecnología en los procesos electorales, digamos hay esquizofrenia en el discurso. Ni que decir de lo costoso que implica que se le deje al INE la captura de la información derivada de impresos para que cumpla con la encomienda de verificación de firmas, las experiencias pasadas hacen que se ponga en riesgo que se cumpla con los 20 días que encomienda el transitorio constitucional. Ojalá los políticos valorarán más lo técnico y no conviertan su función legislativa como si fueran expertos en todos los temas, lo que ha generado una extremada densidad legislativa en este país, que debería dejarse a los órganos técnicos o en última instancia a los órganos jurisdiccionales. En fin, ojalá el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación se pronuncie en favor de los criterios del INE, porque lo que aprobó la JUCOPO del senado de la República no deja de ser un llamado a misa, sin ninguna fuerza ni constitucional ni legal.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más recientes