Audiograbaciones revelan que Gertz Manero cooperó con el padre de Emilio Lozoya para pactar su liberación

Metapolítica

Morelia, Michoacán.- En redes sociales fueron filtrados nuevas audiograbaciones de conversaciones telefónicas entre el titular de la Fiscalía General de la República (FGR), Alejandro Gertz Manero, el subprocurador, Juan Ramos, y Emilio Lozoya Thalmann, padre de Emilio Lozoya, exdirector de Petróleos Mexicanos (Pemex), en torno a las negociaciones realizadas con el fin de allanar el camino al exfuncionario federal en los procesos penales en su contra.

Supuestamente, Gertz Manero reclama a Lozoya Thalmann la tramitación de un amparo por parte de la defensa del exdirector de Pemex, y le exige sacar al abogado del caso (posiblemente el jurista Javier Coello Trejo, quien asumió la defensa del exfuncionario antes de su extradición).

—Me acaban de notificar que tú y tu hijo se ampararon en contra de… —dice Alejandro Gertz Manero

—No, no, no.

—Bueno, me acaban de notificar.

—Es un error, se adelantaron, no tiene nada que ver, no lo hicieron ni con la autorización nuestra —responde Emilio Lozoya Thalmann.

—Nada más para que no vaya a haber un… yo no acepto dobles lenguajes, ¿eh?

—Para nada.

—Ni las jugadas de ese pinche bandido del abogadete ese.

—Por eso lo puse en orden ayer, le pido una altísima disculpa y lo voy a reparar ahora en unos minutos.

—Que se desista de inmediato porque así yo no juego, ¿eh?

—Está muy claro, te pido nuevamente una disculpa y voy a meter orden acá, estamos muy agradecidos de ayer, trabajando sobre lo que la orientación que nos indicaste

—Que se desista del amparo y ya no metas a ese cabrón, por favor, en frente, porque las cosas las va a echar a perder.

—Te voy a pedir tu consejo, vamos a buscar una salida.

—Una gente decente que te defienda.

—Lo vamos a buscar para que salga lo más pronto posible. Un abrazo y una disculpa, fiscal.

Antes de que Lozoya Thalmann tomara la llamada, una persona le informó que era el fiscal Gertz Manero quien intentaba comunicarse con él.

En otro audio, el padre de Emilio Lozoya es quien se comunica directamente a la FGR y pide hablar con el subprocurador Juan Ramos, mano derecha de Gertz Manero.

—El fiscal ya me hizo ahí algunos cuestionamientos los cuales he estado revisando para que se los entregáramos, no sé si pudiera venir mañana —dijo Juan Ramos López.

—El viernes, ¿el viernes le parece bien, licenciado? —responde Emilio Lozoya Thalmann.

—Claro, a las 11

—A las 11 ahí estaremos sin falta y desde luego muy agradecido, le comento que ya también para que luego no nos digan en México, ya en España ya empezaron con casos de coronavirus en prisiones, pero a las 11 ahí estaremos y los atenderemos los cuestionamientos de inmediato.

—Perfecto, nos vemos el viernes a las 11.

Emilio Lozoya Austin está vinculado a proceso por asociación delictuosa y lavado de dinero en los casos Odebrecht y Agro Nitrogenados, y por sobornar a diputados para aprobar la reforma energética durante el sexenio de Enrique Peña Nieto.

A su arribo a México, en el año 2020, la FGR no solicitó sujetarlo a prisión preventiva ni a prisión domiciliaria, y aceptó que se le mantuviera en libertad condicional pese a que permaneció prófugo de la justicia por más de un año.

En la tercera audiograbación, Emilio Lozoya se comunica a la oficina de Juan Ramos para aportarle información y consultar detalles sobre la extradición de su esposa, Gilda Margarita Austin y Solís.

—Señor licenciado, muy amable primero por aguantarnos en la mañana tanto tiempo —dice Lozoya Thalmann.

—No se preocupe.

—Cumplo lo indicado, ya empecé a localizar lo que está en el registro, el acta de nacimiento, matrimonio; del certificado médico, hablé con su cardiólogo, me lo van a elaborar, lo tendré máximo mañana en la mañana y el comprobante de domicilio que fue lo que me pidió, y consultarle si ya hay alguna noticia de cuándo llegaría (…) de lo que ustedes ordenen, el señor fiscal y usted, para cancelar el boleto para que me alcance el tiempo y como dijo él atinadamente y la aerolínea que no nos vayamos a cruzar.

—Yo no tengo ahorita noticias, y pues lo que dijo el fiscal fue algo muy claro, no sea que se vayan a cruzar

—Entonces más vale.

A Gilda Margarita Austin y Solís se le acusa por supuestamente recibir en sus cuentas bancarias dinero proveniente de los sobornos entregados por Odebrecht a su hijo Emilio Lozoya cuando era director de Pemex a cambio de la adjudicación de contratos de obra pública.

Ella permanece vinculada a proceso y está sujeta a prisión domiciliaria.

Con información de Proceso