#ENTREVISTA // Erradicar corrupción del Congreso, uno de los retos, remarca Juan Carlos Barragán previo a su informe legislativo

0
115

Héctor Tapia / Metapolítica

Morelia, Michoacán.- Uno de los grandes retos que enfrenta la LXXV Legislatura de Michoacán es erradicar las prácticas de corrupción que persisten a su interior, ya que ha habido resistencias en algunos legisladores; sin embargo, este ha sido uno de los temas que más ha ocupado la discusión pública relativo al Poder Legislativo local.

Tan sólo al cierre del ejercicio fiscal pasado, en el Congreso de Michoacán “desaparecieron” 100 millones de pesos, los cuales se ejercieron de forma opaca, sin transparencia, y que se pagaron a personas “que no existen”, sin contar también los cerca de 280 “aviadores” que varios legisladores locales mantienen en la nómina del congreso local y que han generado un déficit, al momento, de alrededor de 60 millones de pesos para este ejercicio fiscal, lo que ha traído complicaciones financieras al Legislativo, pese a que había un presupuesto suficiente, consideró Juan Carlos Barragán Vélez, diputado local Morena, integrante del Comité de Administración y Finanzas del Congreso de Michoacán.

La agenda de Finanzas y Administración de los recursos del congreso local ha sido uno de los temas permanentes que ha puesto a discusión durante este primer año legislativo, y de cara a lo que será su primer informe de labores en el parlamento michoacano, el legislador destacó que también hay una serie de aspectos que deben resolverse y atender para que el Congreso refleje la atención de los problemas que enfrentan los ciudadanos, como la ruta legislativa para combatir la pobreza en el estado, a partir de la construcción de un padrón único de beneficiarios de los programas sociales, entre otros aspectos.

Su primer Informe Legislativo se realizará el 7 de septiembre, a las 10:00, en el Patio Central del Palacio Legislativo. Para lo cual, dijo, ha presentado 42 iniciativas de Ley, entre otras participaciones en tribunal e intervenciones, y la presentación de puntos de acuerdo.

“No sólo es plantear cosas para estar arriba en la numeraria, sino tocar también temas sensibles que le importan a la sociedad”, aseveró el legislador local.

Entre los temas que se han tocado en las iniciativas, dijo, están el buscar garantizar los derechos plenos de las mujeres, de los jóvenes. Ante temas sensibles como el aborto, consideró que se debe buscar coincidir y conciliar estos aspectos que preocupan a la sociedad.

“Tenemos que llegar a consensos para los derechos plenos de las mujeres”, indicó.

Otros de los aspectos que destacó es haber participado en la discusión de la desincorporación del antiguo Cereso Francisco J. Múgica para la instalación de las oficinas centrales del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como la desincorporación del predio para la construcción del hospital del IMSS en Villas del Pedregal.

Reconoció que al interior del Congreso local ha habido temas con los que se han polarizado diversas posiciones, ya que “hay visiones distintas”, las cuales tienen que ver con iniciativas en las que diversos grupos parlamentarios no comparten la visión del gobierno federal.

Ante esto, dijo, la fracción parlamentaria de Morena, si bien no es una mayoría, sí tiene el 25% de las posiciones en el Legislativo, por lo que esto pone en una posición de buscar conciliar las iniciativas que se tienen.

Al cuestionársele sobre cómo ha sido el trabajo parlamentario, el diputado local respondió que, “como fracción, ha sido complejo porque tenemos dificultades de coordinación. No ha habido buena coordinación al interior. ¿Cómo ha salido el trabajo? Pues porque tenemos intereses superiores que representan el presidente y el gobernador, y eso nos mantiene unidos de cierta manera”. 

Explicó que hay algunos legisladores que privilegian la parte económica, aspectos que, dijo, son vicios que no se han podido eliminar del parlamento michoacano.

Desde el Comité de Administración y Finanzas, prosiguió, “hemos hecho señalamientos de forma directa y hemos puesto denuncias de manera directa para combatir la corrupción en el Congreso”.

Barragán Vélez dijo que “para nosotros es complejo coincidir con algunos actores, incluso de adentro de la fracción; sin embargo, nos une un proyecto mayor”, y apuntó que “nadie en Morena es indispensable, todos representan algo, pero que tampoco nadie se crea dueño del movimiento, sino que solamente quien lo encabeza que es el propio Andrés Manuel [López Obrador]”. 

Al responder la pregunta de si le han quedado a deber al gobernador Alfredo Ramírez Bedolla, emanado de la misma fuerza política, Juan Carlos Barragán dijo en primer momento sentirse contento, aunque no satisfecho: “Hacen falta cosas por hacer, que podamos coincidir en el método, para no quedarle a deber no al gobernador, sino a los michoacanos; representamos a la gente no al gobierno, pero sí hacemos equipo. Es un tema de coordinación, pero no subordinación ni con el Gobierno del Estado y el gobierno federal”.

Entonces insistió en que se tiene que acabar con la corrupción en el Congreso local, ya que “no se pueden seguir afectando los derechos de los trabajadores, no podemos seguir permitiendo aviadores en el Congreso del Estado”.

Desde el Congreso, dijo, “tenemos la obligación y responsabilidad de transparentar y cambiar las reglas” al interior del propio Poder Legislativo.

Detalló que “hoy con nunca (para este Ejercicio Fiscal) había recursos en el congreso; pero resulta que traemos un déficit de 60 millones de pesos, por cerca de 280 aviadores que mantiene un grupo de diputados privilegiado al interior del Congreso”.

Dijo esperar que cambien las cosas al interior del Legislativo, fundamentalmente a partir de que sea conformada la Junta de Coordinación Política (Jucopo): “Algunos coordinadores habrán de cambiar, y la misma Mesa directiva, quienes tienen maniatado al Congreso de carácter administrativo, sólo para tener privilegios unos cuantos”.

“Tenemos que cambiar la visión de cómo los ciudadanos ven a los diputados, son de los peores evaluados por la ciudadanía y hay que cambiar eso”, insistió.

Explicó que desde el Comité de Administración, al cual pertenece, los diputados locales “estaban acostumbrados a distribuirse los recursos de manera discrecional; hoy no lo hemos permitido”, y aseveró que justo por ello es que no se han aprobado las cuentas públicas, a partir de la observación de malos manejos (o manejo discrecional) de los recursos al interior del Congreso de Michoacán.

“Hemos denunciado la desaparición de alrededor de 100 millones de pesos desde el mes de diciembre, que desaparecieron a través de pagos a gente que no existe. Hemos puesto las denuncias correspondientes en la Contraloría interna, en la Auditoría [Superior de Michoacán] y la misma Fiscalía [General de la República], y no ha habido seguimiento a estas denuncias, ni hay trato adecuado a las averiguaciones; hay colusión de funcionarios públicos”, aseveró.

El legislador local refirió que todavía “se siguen haciendo las cosas como antes, se siguen protegiendo [entre ellos]; aunque no compartan ideologías, visiones políticas, o colores, lo hacen en el dinero y la corrupción, y uno de los objetivos en esta Legislatura es romper con estas inercias, porque si no acabamos con la corrupción, no podremos acabar con que se acabe la corrupción en otras áreas del gobierno”.

En temas legislativos, dijo Juan Carlos Barragán, “ha habido resistencias para rehacer la plana” y volver a legislar, a partir de las resoluciones que ha emitido la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN), por las cuales les ha señalado errores originados en la anterior Legislatura, como es el caso de los presupuestos directos o pueblos originarios.

“Esto no nos tocó a la actual Legislatura, fue la pasada, pero finalmente nos tocará a nosotros rehacer la plana para que los pueblos originarios puedan llevarse ese tipo de distribución de los recursos de la mejor manera”, explicó.

En cuanto a las prioridades legislativas por venir en su agenda, el diputado local morenista dijo que una de ellas es abonar a la erradicación de la pobreza, y para ello, señaló, se tienen que “encaminar las acciones legislativas para que programas sociales lleguen a quienes necesitan”.

“En este sentido impulsar la creación de un padrón único de beneficiarios de programas en el estado para no duplicar los recursos públicos, para que los gobiernos no entreguen recursos a una sola persona y los recursos alcancen para más personas”, detalló.
“¿Cómo mejoraremos desarrollo económico o se acabará con la violencia si no se acaba con la pobreza?”, cuestionó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí