INE implementará programa piloto de atención en violencia política en razón de género

Metapolítica

Morelia, Michoacán.- El Instituto Nacional Electoral (INE) implementará a partir del 1 de marzo un programa piloto de servicios a mujeres en situación de violencia política en razón de género durante las elecciones de este 2024.

El Consejo General del instituto aprobó su implementación durante el Proceso Electoral Federal (PEF) 2023-2024 de este programa de primeros auxilios psicológicos, orientación, asesoría, atención y acompañamiento jurídico.

Esto permitirá medir la incidencia del INE para dar acompañamiento psicológico y jurídico a las mujeres que sufren violencia primordialmente en “aquellos casos en que son atravesados por diferentes categorías que pueden generar una doble o hasta triple discriminación, como en el caso de las mujeres indígenas”, declaró la Consejera y presidenta de la Comisión de Igualdad de Género y No Discriminación, Rita Bell López.

Desde el 1 de marzo, las mujeres podrán recibir orientación, información y, en su caso, acompañamiento psicológico y jurídico.

“Al finalizar lo que se busca con este pilotaje es abrirnos a tener información, conocimiento de qué tanto fue importante este acompañamiento, en qué pudimos incidir, qué se necesita hacer, cómo lo necesitamos reforzar y esto nos permita seguir explorando más acciones que se estimen necesarias, que permitan, en el marco de competencia del Instituto, dar un mejor servicio si ese fuera el caso”, indicó Rita Bell López.

Es decir, se ofrecerá atención de primer contacto a mujeres que señalen ser víctimas de este tipo de violencia, derivada o producida por actos u omisiones relacionados con el PEF, sus actos preparatorios, la determinación de candidaturas federales, los actos de campaña o la pretensión de acceder a un cargo de elección popular a nivel federal.

Asimismo, se identificarán los casos de candidatas federales en condiciones personales que puedan estar en mayor vulnerabilidad, tales como la edad, la discapacidad, la situación migratoria, el origen étnico, la identidad y expresión de género, el embarazo, la condición económica y cualquier otra que pudiera exponerlas a un nivel de riesgo mayor de violencia.

El programa piloto iniciará el próximo 1 de marzo con el objetivo de garantizar la prestación de dichos servicios durante las campañas electorales y concluirá el 1 de octubre de este año, con la toma de protesta de la persona que resulte ganadora en la elección presidencial.