Urge la reactivación del Observatorio de Participación Política de las Mujeres en Michoacán: Marisol Aguilar

Héctor Tapia / Metapolítica

Uno de los principales retos que enfrenta el proceso electoral actual para todos y todas es el tema de la seguridad; sin embargo, las mujeres enfrentan aspectos específicos que limitan aún más su participación política explicó Marisol Aguilar Aguilar, líder de la Organización Nacional de Mujeres Priistas (ONMPRI) en Michoacán.

Por si fuera poco, detalló, el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en la entidad no está funcionando o no se ha convocado a reuniones con una agenda real para buscar atender la violencia política que se enfrenta en estos procesos electorales, por lo que es prácticamente un “elefante blanco”.

En entrevista fue detallando varios aspectos que enfrenta la perspectiva de género. En primer momento, dijo, es la paridad, que si bien está el ordenamiento desde la misma Constitución, en lo que respecta a las candidaturas comunes o en coaliciones, los procesos internos o convocatorias para definir candidaturas estas quedan sin efectos.

Por eso, remarcó, es que “hay que tener cuidados los procedimientos”, porque si se violenta estos derechos, como la paridad, se podrían caer elecciones.

Por otro lado, dijo, si bien está el ordenamiento constitucional de la paridad, esto en la práctica es todavía complejo que llegue a permear en todos los municipios, donde hay algunos todavía que en la práctica reflejan cierto rechazo a la participación política de las mujeres.

En cuanto a las postulaciones, dijo, dado que no se ha avanzado en la alianza con el PAN y el PRD, esto ha llevado al PRI desde hace tiempo a estar preparado tanto con mujeres y hombres para poder competir, cuidando la paridad.

Se están preparando tanto hombres como mujeres porque se ocupan de ambos perfiles, y se necesita que ambos figuren; ya que no se ha definido el género que impulsarán desde los municipios.

“En el ejercicio del poder hay muchas piedras que tenemos que cargar, y que en la balanza, aún con acciones afirmativas, no está equilibrada”, remarcó la líder del ONMPRI en Michoacán.

En cuanto a las complicaciones que les toca enfrentar, dijo que desde el 2021 a la fecha “no es lo mismo transitar por Michoacán”, es decir que enfrentan complicaciones para trasladarse de un municipio a otro; “hemos tenido que hacer cosas ya no tan regionales, más que nada municipales, donde tenemos que buscar alternativas para que se puedan trasladar, que no es tan sencillo”, enfatizó. 

De esta forma dijo que si bien lo más importante es la seguridad de todas y todos, a las mujeres les toca enfrentar aspectos más complejos; “desde el ONMPRI estamos vigilantes, no tenemos el apoyo del observatorio, que está como un elefante Blanco”, explicó. 

“En distintos momentos hemos hecho el llamado para volverlo a implementar”, y mientras en el proceso electoral del 2021 “nos permitió tener herramientas” para enfrentar la violencia política de género, para este proceso electoral “no hemos recibido llamado a reunión”, y por tanto no hay una agenda clara.

En este contexto hizo un llamado al Observatorio de Participación Política de las Mujeres para que se retomen las actividades con una agenda real, donde además se tome de en cuenta la participación de las mujeres de los distintos partidos, y de la misma sociedad civil organizada.

Es necesario que el observatorio opere normalmente, y que se convoque también la mesa de seguridad, y que se le dé la importancia que requiere; estas mesas deben ir más allá de un foro político porque esto termina pegando a todos. Llevar el tema de seguridad más allá de los pronunciamientos, sino a sensibilizar desde los municipios a la participación de las mujeres.