martes, 7 - diciembre - 2021

SCOP informa que inició la rescisión de contrato a constructora del distribuidor de salida a Mil Cumbres

Héctor Tapia / Metapolítica

Morelia, Michoacán.- Mientras el gobierno federal destinó los recursos que le correspondían para las obras de los distribuidores viales de la salida a Salamanca y de la salida a Mil Cumbres, la administración estatal pasada, encabezada por Silvano Aureoles Conejo, no hizo lo propio.

Para el caso particular de la salida a Mil Cumbres, en esta obra ya se inició el procedimiento de rescisión del contrato, como lo marca la ley por el retraso que tiene en cuanto al avance de la obra.

Esto lo dio a conocer José Zavala Nolasco, titular de la Secretaría de Comunicaciones y Obras Públicas del Gobierno del Estado, quien detalló el estatus que tiene cada una de estas obras que fueron heredadas de una administración estatal a otra.

Los recursos federales que correspondían fueron entregados al estado, y la administración estatal licitó y entregó los anticipos para las dos obras, explicó el secretario, quien refirió que cuando se recibe una obra en proceso, de administración a administración, se tiene la obligación “de revisar exhaustivamente los componentes de la obra”, desde la licitación hasta el estado que guardan. 

Sobre el distribuidor de la salida a Salamanca dijo que esta obra es desarrollada por la empresa michoacana Cortés Palma, con un costo general de 487 millones de pesos, de los cuales el gobierno del estado aporta sólo 50 millones de pesos, el resto son aportación federal, recursos que ya fueron entregados.

“Por alguna razón que desconocemos, el anticipo a las empresas fue del 50%, generalmente es del 30%”; es decir, el anticipo que se hizo fue de 243 millones de pesos, explicó Zavala Nolasco, quien agregó que dicha obra tiene un avance físico del 80% y que va avanzado respecto a lo programado.

Sin embargo, en esta obra, el secretario informó que la constructora solicitó al gobierno estatal que se les pagara; el gobierno del estado, en la administración pasada, se acabó el recurso federal de forma arbitraria, lo que estaba disponible, y ahora la empresa está solicitando más recursos. “Tenemos la instrucción de desatorar el asunto a la brevedad”, explicó.

En cuanto al distribuidor vial de la salida a Mil Cumbres, apuntó, este es un caso más complejo, porque no sólo en esta hay un importante retraso en la obra, sino que ya se inició el proceso para rescindir el contrato, tal como se marca en la misma ley, aseveró.

El retraso con el que se recibió esta obra es de un 25% de lo que está programado; se inició el proceso de rescisión, y se dialogó con las cinco empresas que realizan la obra.

Pese a que se les hizo la advertencia y señalamiento del rezago, “en buenos términos”, se pudo disminuir el rezago a un 18%; “se les comentó que no íbamos a parar por ningún motivo el proceso de rescisión, la fecha contractual es el 30 de abril del próximo año”, para entregar la obra concluida.

En esta obra se les dio un anticipo de 253 millones 791 mil pesos, que fue con recursos federales, por lo que todo esto se le debe dar parte a la misma Auditoría Superior de la Federación (ASF) para que tenga en cuenta el caso; por ello, dijo, “las empresas deben estar dispuestas a concluir con sus trabajos respectivos”.

El avance físico que tiene esta obra, explicó, es apenas de un 43%, con el rezago que existe del 18% al momento.

SIGUE LEYENDO

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Más recientes